Porqué la Generación Y es infeliz

Saluda a Lucy.

Lucy

Lucy forma parte de la Generación Y, la generación nacida entre finales de 1970 y mediados de la década de 1990. Ella también forma parte de la cultura yuppie, conformada en gran medida por personas de la Generación Y.

Tengo un término para los yuppies con el grupo de edad de la Generación Y. Les llamo la Gen Y Protagonistas y Yuppies Especiales (Gen Y Protagonists & Special Yuppies), o GYPSYs. Un GYPSY es una marca única de yuppie, uno que piensa que es el personaje principal de una historia muy especial.

Así que Lucy está disfrutando de su vida GYPSY, y ella está muy contenta ser Lucy. Sólo hay un único problema:

Lucy es en cierto modo infeliz.

Para llegar al fondo de por qué, tenemos en primer lugar que definir lo que hace que alguien sea feliz o infeliz. Todo se reduce a una simple fórmula:

Fórmula de la felicidad

Es bastante sencillo, cuando la realidad de la vida de alguien es mejor de lo que esperaba, es feliz. Cuando la realidad resulta ser peor que las expectativas, son infelices. Para proporcionar un contexto, vamos a empezar por traer a los padres de Lucy:

Padres de Lucy

Los padres de Lucy nacieron en los 50s — Ellos son Baby Boomers (para los despistados, nacidos durante el Baby Boom). Fueron criados por los abuelos de Lucy, miembros de la Generación G.I., o “La Generación Grandiosa (the Greatest Generation)”, que crecieron durante la Gran Depresión y lucharon en la Segunda Guerra Mundial, y definitivamente no fueron GYPSYs.

Abuelos de Lucy

Los abuelos de Lucy estaban obsesionados con la seguridad económica y criaron a sus hijos (los padres de Lucy) para que tuvieran profesiones seguras y prácticas. Querían que sus oficios fueran mejores que las que tuvieron ellos, para que pudieran tener un césped más verde que el que tuvieron ellos. Algo como esto:

Césped verde y frondoso

Y así fue como los padres de Lucy fueron educados para imaginar y conseguir una carrera próspera y estable por sí mismos.

Se les enseñó que no había nada que les impidiese llegar a tener esa vida con ese césped exuberante y verde, pero que necesitarían años de duro trabajo para que esto ocurriese.

Expectativas de vida de los Baby Boomers

Después de graduarse y de haber sido hippies insufribles, los padres de Lucy se embarcaron en sus profesiones. A medida que los años 70, 80, y 90 avanzaban, el mundo entró en una época de prosperidad económica sin precedentes. Los padres de Lucy lo hicieron aún mejor de lo que esperaban. Esto hizo que se sientieran satisfechos y optimistas.

Realidad de la vida de los Baby Boomers

Con una experiencia de vida más tranquila y más positiva que la de sus propios padres, los padres de Lucy criaron a Lucy con un sentido de optimismo y posibilidades sin límites. Y no estaban solos. Baby Boomers de todo el país y del mundo les dicen a sus nietos de la Generación Y que podrán ser lo que quieran, inculcando la identidad de protagonista especial en lo profundo de su psique.

Esto hizo que los GYPSYs se sintieran tremendamente optimistas sobre sus carreras profesionales, hasta el punto en que el objetivo de tener un césped verde, próspero y seguro al igual que sus padres no les bastaba. Un césped GYPSY digno ha de tener flores.

Césped florido

Esto nos lleva a nuestro primer hecho sobre los GYPSYs:

Los GYPSYs son tremendamente ambiciosos

Ambición de Lucy

El GYPSY necesita mucho más que una vida profesional con un buen césped verde, próspero y seguro. El hecho es que un césped verde no es lo bastante excepcional o lo suficientemente “único” para un GYPSY. Mientras que los Baby Boomers querían vivir el sueño americano, los GYPSYs quieren vivir su propio sueño personal.

Cal Newport señala que “persigue tus sueños (follow your passion)” es una frase que sólo ha aparecido en los últimos 20 años, de acuerdo con el visor Ngram de Google, una herramienta que muestra cuanto predomina la aparición de una frase en inglés en un periodo de tiempo. El mismo visor Ngram muestra que la frase “una carrera segura (a secure career)” ha pasado de moda, a la vez que la aparición de la frase “una carrera satisfactoria (a fulfilling career)” ha ido en aumento.

Una carrera segura

 

Una carrera satisfactoria

Para ser claros, los GYPSYs quieren prosperidad económica al igual que querían sus padres, pero además quieren sentirse satisfechos en su vida profesional de una forma en que sus padres no pensaron tanto.

Pero ocurre algo más. Si bien los objetivos profesionales de la Generación Y en su conjunto se han convertido en algo mucho más concreto y ambicioso, a Lucy se le ha dado un segundo mensaje durante su infancia:

Tú eres especial

Este es, probablemente, un buen momento para conocer el segundo hecho acerca de GYPSYs:

Los GYPSYs son ilusos

Claro, a Lucy se le ha enseñado, “todo el mundo va a ir a buscar por sí mismo una carrera satisfactoria, pero yo soy inusualmente maravillosa  y, como tal, mi carrera y mi camino en la vida se destacarán entre la multitud.” Así que en la parte superior de la generación, por encima del gran objetivo de tener una carrera con un césped florido, cada individuo GYPSY  cree que él o ella está destinado/a a algo aún mejor.

Un unicornio brillante en la parte superior del césped florido. 

Lucy es especial

¿Por qué esta ilusión? Porque esto es lo que piensan todos los GYPSYs en cuanto a la definición de especial: 

Especial (Del lat. speciālis).

  1. adj. Mejor, más grande, o de otra manera diferente de lo que es habitual.

De acuerdo con esta definición, la mayoría de las personas no son especiales, de otro modo “especial” no significaría nada.

Incluso en este momento, los GYPSYs que leen esto están pensando, “Vale… pero yo en realidad soy uno de los pocos especiales”, y este es el problema.

La segunda ilusión GYPSY entra en juego una vez que el GYPSY entra en el mercado laboral. Mientras que las expectativas de los padres de Lucy era que muchos años de duro trabajo quizás conducirían a una gran carrera profesional, Lucy considera que la gran carrera es evidente para alguien tan excepcional como ella, y para ella es sólo una cuestión de tiempo y de elegir qué camino seguir. Sus expectativas pre-trabajo duro son algo así:

Expectativas de Lucy sobre su vida

Por desgracia, lo gracioso de este mundo es que no resulta ser tan fácil en un primer momento, y lo extraño sobre las carreras es que son en realidad muy duras. Construir grandes carreras lleva años de sangre, sudor y lágrimas, incluso para los que no tienen flores o unicornios en ellas, e incluso las personas más exitosas rara vez hacen algo tan grande en sus comienzos o en sus primeros 20-30 años.

Pero los GYPSYs no van a aceptar eso y ya.

Paul Harvey, de la Universidad de New Hampshire profesor y experto GYPSY, ha investigado esto, descubriendo que la generación Y tiene “expectativas poco realistas y una fuerte resistencia a la aceptación de respuestas negativas”, y “una visión exagerada de sí mismo.” Él dice que “una gran fuente de frustración para las personas con un fuerte sentido de derecho son las expectativas no satisfechas. A menudo se sienten con derecho a un nivel de respeto y recompensas no acordes con sus niveles de habilidad y esfuerzo reales, por lo que no pueden conseguir el nivel de respeto y recompensas que están esperando”.

Para los encargados de contratar a la Generación Y, Harvey sugiere hacer estas preguntas de entrevista, “¿Se siente usted generalmente superior a sus compañeros de trabajo / clase / etc., Y si es así, ¿por qué?” Él dice que “si el candidato responde que sí a la primera parte, pero lucha con el “por qué”, puede haber un problema de derechos. Esto se debe a que las percepciones de derechos son a menudo un sentido infundado de superioridad y merecimiento. Han sido llevados a creer, quizás a través de ejercicios de creación de autoestima en su juventud, que son de alguna manera especial, pero a menudo carecen de cualquier justificación real para esta creencia”.

Y dado que el mundo real tiene el descaro de considerar los méritos un factor, unos años después de la universidad Lucy se encuentra a sí misma aquí:

Realidad de Lucy

La ambición extrema de Lucy, junto con la arrogancia provocada por ser un poco ilusa sobre su propia autoestima, la han dejado con grandes expectativas incluso en los primeros años fuera de la universidad. Y su realidad palidece en comparación con esas expectativas, haciendo que su “realidad –  expectativas” resulte una puntuación negativa de felicidad.

Y lo que es aún peor. Además de todo esto, los GYPSYs tienen un problema adicional que se aplica a toda su generación:

Se sienten desgraciados

Algunas personas de las clases de secundaria o de universidad de los padres de Lucy acabaron teniendo más éxito en sus vidas que ellos. Y podían oír de vez en cuando rumores (en su mayor parte) sobre esas personas, pero no sabían realmente como les iba al resto de ex-compañeros en sus respectivas vidas.

Lucy, por el contrario, se siente constantemente desgraciada por un fenómeno moderno: “Facebook Image Crafting”. Que viene a ser cuando el autor de una publicación quiere afectar la manera en que la gente piensa sobre él.

Las redes sociales crean un mundo para Lucy donde:

  1. Lo que hacen los demás es muy fácil de saber.
  2. La mayoría de las personas muestran una versión exagerada de su propia existencia.
  3. Las personas que publican sus vidas suelen ser aquellos cuyas carreras (o relaciones) van muy bien, mientras que las personas con dificultades tienden a no difundir su situación.

Esto hace que Lucy sienta, incorrectamente, que todo el mundo lo está haciendo muy bien, lo cual hace que ese sentimiento de miseria y desgracia aumente:

Realidad de Lucy y de sus amigos

Así que por eso es por lo que Lucy es infeliz, o por lo menos, se siente un poco frustrada e inútil. De hecho, ella probablemente comenzó su carrera muy bien, pero para ella, el resultado es decepcionante.

Este es mi consejo para Lucy:

1) Continúa siendo ambiciosa.   El mundo actual está repleto de oportunidades para que una persona ambiciosa pueda encontrar flores, éxito y satisfacción. La dirección correcta a seguir puede ser confusa, pero acabará apareciendo por sí sola, solo has de insistir.

2) Deja de pensar que eres especial.   El hecho es que, ahora mismo, no eres especial. Eres una persona joven y completamente inexperta que no tiene casi nada que ofrecer todavía. Tú puedes ser especial, si, trabajando duramente durante mucho tiempo.

3) No haga caso de los demás. La hierba aparentemente más verde de otras personas no es un nuevo concepto, pero en el mundo actual, repleto de imágenes retocadas, la hierba de otras personas parece un prado glorioso.

Lo cierto es que todo el mundo es tan indecisa, dubitativa, y frustrada como tú, y si te encargas de tus cosas, nunca tendrás razón alguna para envidiar a los demás.

Texto original de Wait But Why

Traducido por: un Gen Y Protagonista y Yuppie Especial (o GYPSY) para www.dalelike.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.